Terapia Ocupacional desde los márgenes
Daniel Emeric
Daniel Emeric

About the author : Terapeuta Ocupacional. Equipo de Intervención Social de la Fundación Secretariado Gitano en el Centro Penitenciario Madrid V Presidente de la Asociación Profesional de Terapeutas Ocupacionales de la Comunidad de Madrid (APTOCAM)

Levantar muros, excluir personas

Artículos 7 Comments
“La ideología del Establishment es tan hegemónica y carece hasta tal punto de desafíos que casi se la considera sentido común: una posición por defecto de la que únicamente se podría desviar un excéntrico o un dinosaurio político”.
(Owen Jones)

Una semana ha bastado, desde la toma de posesión de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, para hacer tambalear las relaciones diplomáticas mundiales con el anuncio de sus políticas de “american first”, fundamentadas en el odio y la exclusión del diferente. Sorprendentemente, encontramos enormes similitudes entre algunas de estas medidas y las que viene impulsando la WFOT,  que preside la australiana Marilyn Pattison, en relación al próximo Congreso Mundial de Terapeutas Ocupacionales que se celebrará en Ciudad del Cabo en mayo del próximo año.

La página web en español de la Casa Blanca ha desaparecido del mapa; al nuevo gobierno de EEUU no le interesa la comunicación con sus ciudadanos hispanohablantes, y lo cierto es que la WFOT, tal y como hemos venido reflexionado en anteriores entradas, no parece mostrar mucho más interés al respecto. Aun así, algunos estábamos dispuestos a pasar por alto ese desprecio, a sobrellevar esa “sutil” fórmula de exclusión, incluso planteando alternativas, para asistir a Sudáfrica de todos modos, a sabiendas de que no accederíamos al conocimiento en igualdad de condiciones que el resto de colegas angloparlantes.

Pero cuando ya parecíamos resignados a una “participación” de tercera clase, una nueva medida nos ha sorprendido (para mal). Igual que Trump, quien pretende construir un muro que aísle la frontera de su país de la incómoda gente del sur, la WFOT también ha decidido construir el suyo, en este caso, no con ladrillos ni cemento, sino con dólares. Ciertamente lo esperábamos, si la WFOT no ha sido creativa ni innovadora en la resolución del problema idiomático, era fácil deducir que no se reflexionaría en exceso sobre los criterios económicos con los que establecer cuotas de inscripción justas, que sirvieran para reducir la desigualdad y alentar la participación ocupacional.

Esto se traduce en que los terapeutas ocupacionales españoles tengamos que pagar una cuota de inscripción de 1.195$ [1.107€, al cambio actual] (acogiéndonos al descuento por inscripción anticipada), a lo que habría que sumar vuelo, alojamiento y manutención, por lo que la participación en el Congreso fácilmente podría superar los 2.500€ (más del doble del sueldo medio de un terapeuta ocupacional español).

¿Y en base a qué criterios se establecen estas cuotas? Uno exclusivamente, el de considerar a España un país de altos ingresos económicos, a pesar de la inexistente relación entre el PIB y el salario de los terapeutas ocupacionales y de las injusticias que de ello se derivan. En ese mismo grupo están las terapeutas inglesas que tienen un salario medio de 40.000 euros, o nuestros vecinos franceses que superan los 36.000. Efectivamente amigos, cada vez que compartáis por las redes sociales ese ranking que habla de las profesiones mejor pagadas de Estados Unidos y observéis ojipláticos salarios de 76.000 $ al año para un terapeuta ocupacional [70.000 €], acordaos de etiquetar a Marilyn Pattison para ver si así toman conciencia de la realidad española.

Porque parece muy evidente que el Establishment de nuestra profesión, la casta que dirían algunos, ha perdido el contacto con la realidad de a pie. A este respecto no sabemos qué resulta más preocupante, el no saber, o el no querer saber; la ignorancia de la WFOT sobre los salarios de sus profesionales en España, o el desinterés manifiesto por conocer una verdad que está al alcance de cualquiera, lo que nos inclina a pensar en un verdadero deseo de exclusión de una parte de la profesión en la que no se piensa, de la que no se habla, que permanece en los márgenes, celebrando sus particulares cien años de soledad.

El hecho de que exista un precio reducido para terapeutas ocupacionales miembros de la WFOT  (895 $) [830 €] tampoco es una solución; porque siendo honestos, en España ¿cuántos terapeutas pertenecen a la WFOT de manera individual? ¿cuántos a través de APETO?. Nuestra realidad es otra, los terapeutas ocupacionales españoles participamos de nuestros colegios y asociaciones autonómicas pagando nuestras cuotas. Reconocer a dichas organizaciones y a todos nosotros como miembros de ellas y, por consiguiente de la WFOT, sería un incentivo razonable en nuestro contexto, lo demás es una coacción económica que nos obliga a gastar dinero en otra organización más, no por convicción, sino por ahorrarnos 200 miserables euros. Pura limosna. El silencio que encontramos a este respecto, el inmovilismo y la connivencia, demuestran que no solo hablamos de economía, para asumir tal o cual gasto derivado de la organización del Congreso, hay también un trasfondo ideológico más allá del dinero, que probablemente tiene que ver con el poder.

A quien corresponda quizá debiera hacer constar a la Federación Mundial cuál es el salario medio real de un terapeuta ocupacional español, para que se planteen alternativas viables, si es que en algún momento existe la voluntad de materializar el discurso sobre la justicia ocupacional, convirtiéndolo en compromisos y hechos reales, y no en humo o en marketing. En este contexto, es evidente que si descontamos a las representantes de la asociación nacional, no habrá españoles en Sudáfrica, y si no fuera por el profundo respeto al trabajo local de muchos compañeros sudafricanos, a algunos de nosotros nos encantaría contraprogramar mundialmente un congreso alternativo, más abierto, más accesible y más justo… Lejos de eso, y como el muro ya está construido, solo nos queda probar si nos dejarían colgar en él un póster. Uno especial, que recoja algunas de estas reflexiones negro sobre blanco, que esté traducido a varios idiomas para que todo el mundo lo entienda, y que se exponga durante el Congreso para los asistentes y, especialmente, para la directiva de la WFOT, en testimonio de nuestra ausencia. ¿Creéis que lo aceptaría la WFOT o todavía pueden sorprendernos con más formas de exclusión?

Related Posts

7 Comments

  • Mercedes Manqui on 01/02/2017

    Ni te cuento para l@s TO de Argentina, imposible. Con suerte llegamos a los 170000 pesos argentinos ( 10 mil euros) al año.

  • Jaime on 01/02/2017

    Estoy seguro que aún la WFOT nos puede sorprender, espero equivocarme la verdad. Pero es cierto que es una verdadera pena el que construyan muros de este tipo en lugar de igualar.
    Felicidades por este artículo.

  • NIck Pollard on 02/02/2017

    Una pared a través de América, un abismo entre el Reino Unido y Europa, y el problema de encontrar una solución a la violencia estructural, precipitada por la codicia, que es una causa principal de desigualdades en salud, bienestar, calidad de vida y oportunidades de vida a través del mundo. Las cosas están realmente muy mal, pero por favor tratemos de trabajar más allá de las divisiones que la hegemonía quiere que tengamos. Sí, en el Reino Unido las personas ganan más, pero el costo de vida es relativamente más alto también, y también encuentro el costo de ir a WFOT prohibitivo esta vez.

    Pero, es muy injusto comparar a Marilyn Pattison con Donald Trump. Estoy adivinando que puede ser difícil encontrar un lugar para el tamaño del congreso WFOT se ha convertido en que es más asequible en Ciudad del Cabo. La demanda de lugares más pequeños no es tan aguda y hay más competencia. Es importante tener un congreso en África, y no otro lugar del Norte, que también podría ser prohibitivamente caro para los delegados para llegar. Estos honorarios se comparan, por ejemplo, con los igualmente altos costos de asistir a conferencias profesionales en el Reino Unido o los Estados Unidos, donde los grandes lugares exigen tarifas altas. Conferencias más pequeñas se pueden organizar por menos.
    No tengo una solución. Creo que hay un problema con muchas organizaciones de cosas laborales para facilitar a todos, y el hecho es que es imposible. Los lugares que queremos utilizar son operados por las corporaciones que están invertidos en nuestros planes de pensiones y que utilizan sus ganancias para financiar a las figuras que dirigen las hegemonías y apoyar a la élite global. Cualquiera que sea la forma en que nos volvamos, incluso tratando de organizarnos, los dueños de la hegemonía nos están sangrando. ¿Dejamos de organizar? No. Pero necesitamos un enfoque constructivo. Yo soy, por supuesto, y todos somos, como profesionales educados, parte de esa estructura hegemónica. Hay un montón de gente para quien asistir WFOT es una inversión considerable, y que tienen que hacer un cálculo cuidadoso sobre los beneficios de asistir.
    Tenemos que trabajar a través de nuestras frustraciones y con nuestras diferencias, y puede parecer fácil para mí decir que, siendo de la Reino Unido con su ilusión de poder colonial y relaciones absurdos ya que continúa su accidente de coche con Europa con nadie competente para conducir. Nadie en WFOT se compara con la autocracia de Trump. Realmente tenemos un problema en la elaboración de nuestros diálogos sin embargo. No es fácil.

  • Natalia on 02/02/2017

    Estoy de acuerdo con Nick. Muchas personas trabajan/trabajamos para tender puentes, buscar la reflexión de un lado y del otro. Creo que es fundamental el diálogo y la construcción en este camino. Veo los pros que Nick comenta, en relación a que el congreso sea en el Sur, por ejemplo. Además, por experiencias recientes creo que hay un interés genuino de personas en lugares estratégicos de construir puentes desde ese “norte” privilegiado. Comparto que es prohibitiva la tasa, pero la problemática es estructural y compleja, señalar a un/a culpable me parece caer en la trampa de simplificarla. Así, considero que seguimos construyendo/reforzando la barrera ellxs/nosotrxs. Habrá otras alternativas? Es responsabilidad única de la WFOT que esto suceda? Qué dinámicas tenemos en “casa” que contribuyen al no diálogo? Cómo hemos apoyado, como colectivo, a lxs diversxs interlocutores internacionales? Qué sabemos de ellxs? Estoy absolutamnete convencida del potencial, la fuerza y el aporte de la TO de España y creo que tenemos mucho que aportar, y lo hacemos. Pero no puedo compartir esta lectura de la situación, porque no creo que consiga ayudarnos a entender su complejidad de la situación y por ende no nos ayudará a cambiarla. Creo que debemos buscar aliadxs, ser creativxs y construir. Con “ellxs” tb

  • Pablo A. Cantero Garlito on 03/02/2017

    Querido Nick, Querida Natalia:

    Gracias por vuestras palabras que nos permiten ver los hechos desde diferentes miradas y desde diferentes posiciones geográficas y biográficas.

    Sin duda alguna es un logro que el próximo Congreso Mundial de Terapeutas Ocupacionales se celebre en Sudáfrica. Por segunda vez, tras Chile 2010, el encuentro mundial de la profesión se realizará en un país del Sur. Algo que, sinceramente, hay que aplaudir y felicitar a las compañeras sudafricanas por el trabajo que están realizando.

    Si el foco lo ponemos ahora en este asunto es precisamente por la importancia que este Congreso puede tener para los terapeutas ocupacionales, tanto para los que estamos en el Sur (de Europa) como para los que nos movemos en otras miradas epistemológicas de la Terapia Ocupacional. Este debate no se planteó con el Congreso de Japón 2014. Ojalá otros compañeros y compañeros de otros lugares pudiesen darnos su visión de lo que este evento representa para ellos.

    Por supuesto, Nick, que hay muchos matices sobre la cuota de inscripción, que organizar un Congreso de esas características no es sencillo ni barato, pero lo que muchos de nosotros queremos hacer notar es que hacer un bloque occidental sin atender a las particularidades de cada uno de los países dificulta la participación de los profesionales en el Congreso. Obviamente uno escribe desde España, donde los terapeutas ocupacionales son un colectivo profesional especialmente precarizado, pero los compañeros chilenos también están incluidos en el grupo de “High Income Economy” cuando, a todas luces, su situación económica dista enormemente de la que viven las terapeutas ocupacionales de EE.UU. Lo macro económico no nos debería servir de excusa. Los datos del Banco Mundial no deberían ser nuestros indicadores para mirar la realidad de los profesionales.

    Un Congreso Mundial debería ser un espacio para el encuentro, la reflexión y el intercambio. Si en el de Chile, si mi memoria no me falla, sólo había 3 terapeutas ocupacionales españoles que no eran ni profesores universitarios ni representantes de la Asociación Nacional. ¿Cuántos van a asistir a Cape Town cuando además, a pesar de la petición de diversas organizaciones latinomericanas, la WFOT ha decidido no poner traducción simultánea? Lo veremos en mayo del próximo año.

    Natalia apunta una cuestión que realmente me parece crucial. Y que supera la cuestión del Congreso de Sudáfrica (que al final, no deja de ser un evento de 3 días que se realiza cada cuatro años). Y es la relación de las terapeutas ocupacionales españolas con la WFOT.

    La representación profesional de los terapeutas ocupacionales en España no pasa en la actualidad por la Asociación Nacional aunque sí es la voz del colectivo en la WFOT. Esta situación es sumamente contradictoria. Según los datos de la WFOT en España hay 7800 profesionales (dato que está por debajo de la realidad, pero lo daremos por válido) y la Asociación Nacional tiene 300 miembros. Eso supone que representan al 3,85% de los terapeutas ocupacionales españoles. Cualquiera de los Colegios Profesionales españoles de carácter autonómico “grandes” supera esa cifra. El COPTOEX tiene en la actualidad 470 colegiados. La Asociación Británica representa al 71,15% de los profesionales. Las diferencias son considerables. Tanto en legitimidad como en representación.

    Cualquier acceso a la WFOT desde España tiene que pasar por la Asociación Nacional. Y el diálogo institucional no es sencillo cuando es una organización que no participa (por los motivos que sean, todos ellos muy respetables) en espacios de encuentro con otras organizaciones profesionales de terapeutas ocupacionales.

    Por supuesto, Natalia, que con poner el foco en determinadas situaciones que afectan a las estructuras profesionales supranacionales lo que deseamos es repensarlas e implicar a más profesionales en esta cuestión. Los terapeutas ocupacionales españoles no solemos hablar de la WFOT. Los profesores universitarios son otra cuestión. Sin duda estamos abiertos al diálogo y ojalá este debate que estamos teniendo esta semana por aquí y en las redes sociales nos lleve a construir puentes dentro y fuera que puedan beneficiar a los terapeutas ocupacionales para poder construir un mundo más justo e inclusivo.

  • Roberto Gomez Pineda on 17/02/2017

    REALMENTE acuerdo con muchos comentarios

    a mi me parece mas EXCLUYENTE la cuestión de los idiomas y las pocas traducciones simultaneas- esto aísla a los países latinos de habla española.mande a la WFOT preguntas al respecto de las traducciones en español pero no respondieron hasta la fecha

    creo que sin embargo una organización como la WFOT moviliza muchas acciones para generar un impacto en el país y la región acerca de la profesión y sobre la ocupación en esos países de sede de los congresos mundiales.

  • Sandra Westman on 11/04/2017

    Excelente post. Desde Argentina , realmente es muy difícil pensar la participación en el próximo Congreso Mundial. Tanto el aspecto económico como la negativa de la WFOT para acceder a la traducción simultánea al español, hace que se levante una barrera difícil de pasar. Durante estos días los docentes universitarios argentinos estamos en huelga en lucha por mejores salarios . Estamos en un país con una avanzada de un gobierno de derecha que también impide que uno se anime a embarcarse en cuotas para financiar los gastos de traslado- alojamiento.
    La Federación Mundial ya ha dado muestras de a quienes dirige sus acciones, ¿o no vieron la publicación del año pasado con los 100 mejores T.O.? Cuantos hispano parlantes había? había latinoamericanos??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *